jueves, 25 de enero de 2007

La empatía puede agotar.

Estaba mirando un artículo sobre lo que realmente significa la empatía, el motivo de esto es simplemente que los que me conocen dicen que "tengo empatía".

Una desventaja de esto es que las personas que saben de esto siempre te estan pidiendo consejo, llegando a decir que "necesitan Tu punto de vista pragmático".

Pienso que más bien lo que ocurre, es que se sienten escuchados y comprendidos. (creo).

Realmente la descripción que da de "ponerse en el lugar del otro", "sentir su estado emocional", "percibir el estado emocional del otro" y otras definiciones se ajustan bastante a lo que percibo.

Pero cuando uno esta digamos "sensibilizado" o con una percepción empática fuerte, el sentir y percibir, el meterse dentro el estado emocional y situacional de otras personas llega a agotar.

Puede llegar a ser tal avalancha de emociones que podría llegar a darse el caso de sentirse afectado.

Es una mochila que pesa bastante, ¿entonces que hacer?.

Es en esos momentos donde creo que la llamada "inteligencia emocional" puede ser beneficiosa.

Pienso que una de las virtudes de la Inteligencia Emocional es la de saber canalizar y utilizar positívamente la empatía.

Es saber sentir, pero conociendo como manejarlo. Se puede decir que la empatía es uno de los grandes factores de la Inteligencia Emocional.

Escritos existen sobre la Inteligencia Emocional, siendo uno de mis preferidos los de Daniel Goleman. Probablemente vistos de una forma a medio camino entre lo empírico-científico y lo humano.

Repasando una vez más el primero de sus libros, Top de ventas en su momento, no hago más que identificarme en muchas de las situaciones y afirmaciones que se relatan.

Empatía con Inteligencia y autoconsciencia analizada y canalizada = Inteligencia Emocional.


6 comentarios:

Gabriel Cavieres dijo...

Hola, interesante,tu escrito,más en lo personal,solo trabajo con personas que han estado en la carcel,cada uno marcado por por su propia vida,les enseño un oficio, de maestro de muebles puertas y ventanas,me cuentan todos sus actos delictivos, y por primera vez estoy pensando no empatizar, con sus delitos.
(la empatía se puede agotar)
Gabriel cavieres.
Chile

Manu, the java real machine dijo...

Cierto... la empatía puede resultar agotadora y llegar a afectarte emocionalmente...

Hace tiempo lo experimentaba, cuando algún amigo me contaba sus problemas y me pedía consejo... y llegaba a afectarme y preocuparme en demasía...

Así que, como tú dices, empecé a 'manejarlo' mejor... de forma que el escuchar sus problemas no hiciera que se convirtieran en 'mis problemas'...

Anónimo dijo...

La gente se deja llevar por la empatía, y estoy generalizando, hasta que ésta le supone un grado de implicación y compromiso que consideran inaceptable.
No es casualidad que a veces, alguien a quien apenas acabamos de conocer sea más permeable a nuestros problemas y necesidad que quienes conocemos de toda la vida.
Es muy difícil empatizar, porque a la gente le encanta contar sus cosas pero no tanto que le obliguen a decir la verdad.
Encuentro interesantes, y me parece de justicia decírtelo, algunos de tus comentarios en el blog de Martín Varsavsky.
Ahora, voy a darme un paseo por el tuyo.
Carlos Paredes Leví
tujes.blogspot.com

Carlos Paredes Levi dijo...

Bajando rápidamente con el ratón, leí: "La empatía puede engordar".
¿Será cierto?

jovialiste dijo...

Empatia, participacion afectivo o emotiva de un sujeto en una realidad ajena. Para empatizar hay que situarse en el otro, en su piel; pero no como un intérprete que asume el rol de otro desde afuera, sino desde adentro. La ecuacion sería: Yo soy tu, y tu eres yo. yo=Tu Es parecido a la participacion mistica, pero entre seres humanos, no entre hombre y divinidad. Un feeling.

Anónimo dijo...

Muy buen articulo, estoy casi 100% de acuerdo contigo :)